Tips para recorrer el Parque Nacional Natural Los Nevados

DISPONIBILIDAD Y RESERVA

01Mar

Tips para recorrer el Parque Nacional Natural Los Nevados

¿Estás listo para vivir una experiencia a más de 4.500 mil metros sobre el nivel del mar? Si es así, tu destino será el Parque Nacional Natural Los Nevados, localizado en los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío y Tolima.

 

El Parque está conformado por los picos nevados Quindío, Santa Isabel, El Cisne, El Ruíz y Tolima. Es el hogar de especies como el colibrí de páramo (solo habita en este lugar), el águila crestada y el cóndor, entre otras especies.

 

Recorrer el Parque permite explorar la alta montaña andina, pasando del bosque al páramo con la recompensa en la cima: los glaciares. En el lugar es posible practicar distintas actividades como senderismo, escalada, observación de flora y fauna, al igual que deportes como ciclomontañismo.

 

Debes saber que si has decidido aventurarte en este tipo de experiencias debes prepararte antes de la visita y así evitar pasar molestias durante el recorrido: lo más importante es informarte bien sobre ingresos, permisos, definir rutas y conocer sus implicaciones (como altura y tipo de vestimenta requerida).

Es importante dormir bien la noche anterior a la visita, así como consumir líquido y carbohidratos, vitales para que el cuerpo tenga los nutrientes necesarios para enfrentarse a la altura y así evitar el “mal de montaña” o “soroche”.

 

Así mismo, no se pueden descuidar detalles como la ropa adecuada para el clima frío (gafas, guantes), llevar impermeable y llevar equipos como carpa y sleeping especial para la montaña. Recuerda llevar botiquín de primeros auxilios, tener el celular con suficiente batería e ir acompañado por un guía profesional.

 

 

 

Ahora, durante tu visita es clave registrarse al ingreso del Parque, conocer los horarios de apertura y cierra del sector en el que estarás, así como acatar las normas del lugar.

 

También es muy importante cuidar tu piel, con el uso del bloqueador solar antes y durante la visita, así como usar gafas con protección UV.

 

No te recomendamos realizar ningún recorrido en horas de la noche, pues las probabilidades de perderse son altas, así como visitar el Parque enfermo o trasnochado, pues no contar con la condición física óptima para aclimatarte y adaptarte a la altura pueden llevarte a sufrir el comúnmente llamado “soroche”.

 

Recuerda que si presentas los síntomas del “mal del montana” (mareo, fatiga, vómito, dolor de cabeza, entre otros) debes descender de la montaña. Es importante leer las señales del cuerpo, así como avisar sobre tu recorrido a un contacto que puedas contactar en caso de necesitarlo.

 

Por último y no menos importante: recuerda que la montaña te recibe con toda su majestuosidad, riqueza y ecosistemas, así que honra tu visita respetándola, evita arrojar basuras, lleva contigo bolsas para guardar tus desechos y disponer correctamente de ellos a tu regreso.